NEWS

Dos excelentes y prestigiosos amigos me acompañarán en Granada presentando mis dos últimos libros: Melchor Sáiz-Pardo y Gregorio Morales.

Presentación en Granada
LA FRONTERA SUR / LA MUJER IGNEA
Día 24 de Junio, 19 horas. Casa de los Tiros.
Melchor Sáiz─Pardo
presenta La Frontera Sur
Gregorio Morales
presenta La mujer ígnea
Sirve los libros: Librería Picasso
.

Melchor Saiz-Pardo Rubio nació en Granada el 28 de noviembre de 1942. Casado y con 3 hijos. Se licenció en la Universidad de Granada, en la Facultad de Filosofía y Letras, especializándose en la sección de Historia y Geografía. Posteriormente estudió Periodismo en la Escuela Oficial de Periodismo y se graduó con el nº 1 de su promoción. Comenzó sus actividades periodísticas a los 18 años en el diario Patria de Granada, donde fue reportero, cronista, articulista y dibujante humorístico. Luego, mientras estudiaba en la Facultad de Filosofía y Letras, fue también subdelegado de su Facultad, al mismo tiempo que director de la revista de la Facultad, que se llamaba “Aula”.

Posteriormente, terminados ya sus estudios de Historia, se trasladó a Madrid, donde, mientras estudiaba en la Escuela de Periodismo, trabajó en la agencia de noticias Pyresa, de la que fue, posteriormente, redactor especializado en información universitaria y temas de actualidad. En esta agencia fue también reportero volante por España y el extranjero durante varios años y publicó multitud de reportajes y artículos en todos los periódicos de la entonces prensa estatal.
Luego hizo oposiciones a los Servicios Informativos de Televisión Española, oposiciones que sacó y estuvo prestando sus servicios como redactor de los telediarios de la Segunda Cadena de la Televisión Española. Posteriormente fue especialista del diario Pueblo en información y análisis universitario durante los años más duros del final del régimen de Franco. Más tarde se trasladó a Roma como jefe de la redacción romana de la Agencia Efe para Italia y el estado de la Ciudad del Vaticano, cargo en el que tuvo ocasión de tomar conocimiento profundo de lo que era la dinámica de la vida democrática en Italia, que aún no se había estrenado en España. Después de una oposición restringida, fue nombrado el 18 de julio de 1971, director del periódico IDEAL. Lleva, pues, 30 años como director de este periódico, que hace cuatro ediciones diarias: Granada, Costa de Granada, Jaén y Almería. En el desarrollo de su ejercicio profesional en los primeros años, tuvo que afrontar las dificultades de la censura previa y de la Ley de Prensa e Imprenta. Tuvo muchos problemas con la censura de aquellos años y estuvo a punto, incluso, de ser sometido a un consejo de guerra por una información sobre unas manifestaciones del Día de Andalucía.
Durante estos años el periódico IDEAL ha contribuido eficazmente a la consolidación de la democracia y de la apertura de la sociedad granadina, almeriense y jienense. Se han hecho, durante su mandato como director, diversas remodelaciones del periódico, la última de ellas hace unos días, que ha colocado al periódico IDEAL en un lugar puntero dentro de lo que es el diseño y la concepción moderna de lo que es un periódico regional, que se completa con una edición electrónica en Internet y que en próximos meses se va a completar también con una emisora de televisión. El periódico IDEAL ha pasado, durante la gestión de Melchor Sáiz-Pardo Rubio, de los 22.000 ejemplares que tenía en el año 71 hasta los 40.000 en los que se encuentra actualmente. Ha doblado, pues, casi la circulación del periódico en estos años, en una zona especialmente poco aficionada a leer, con niveles muy bajos de lectura.
Melchor Sáiz-Pardo ha participado desde hace 6 años como director y co-director en todos los cursos sobre comunicación, periódicos y problemas sociales que se han celebrado en la Universidad de verano de Granada, es decir,en el Centro Mediterráneo de la Universidad de Granada, en los que ha sido también profesor y animador de los mismos. Por otra parte, ha comparecido en numerosas manifestaciones de tipo cultural, informativo y educativo. Es el conferenciante animador de mesas redondas, de debates, de encuentros, de jornadas de estudio, y está obsesionado por todo lo que sea apoyar el desarrollo económico, social e intelectual de las ciudades y los pueblos de Andalucía Oriental: Granada, Almería, Jaén y la Costa de Granada.
Asimismo, ha participado también en conferencias, cursillos, cursos de perfeccionamiento profesional y cursos de formación permanente, que se han organizado en muchos puntos de España.
Melchor Sáiz-Pardo es Medalla de Andalucía del año 1998, la máxima distinción que la Junta de Andalucía establece para los ciudadanos andaluces que se han destacado en su profesión y en la defensa de los valores de nuestra comunidad autónoma. Posteriormente le fue otorgada la Medalla de Oro de la Ciudad. Ha sido director de RR. Institucionales de IDEAL. Actualmente es director del Aula de Cultura, articulista y miembro del Consejo de Administración de IDEAL y Teleideal y dirige la revista Garnata.

GREGORIO MORALES. Su infancia estuvo marcada por el asesinato de su abuelo, alcalde de una pequeña localidad granadina, en la Guerra Civil española, a manos de las fuerzas franquistas. Escribió sus primeros relatos cuando aún no había cumplido los 10 años. Estudió Filología Románica en la Universidad de Granada. En 1982, se traslada a vivir a Madrid, en cuyo Círculo de Bellas Artes funda la Tertulia de Creadores, por la que pasarían los más destacados miembros de la movida madrileña o posmodernidad española. En este misma fecha, publicó su primera novela Y Hesperia fue hecha. En 1989 publicó La cuarta locura, de la que Antonio Muñoz Molina ha dicho que "no puede ser leída impunemente".[1] La injerencia del poder en la cultura de la Transición le hizo fundar en 1994 el Salón de Independientes, que preside, y del que formarían parte 60 escritores. Muchos de los miembros de este Salón defendían una estética nueva, a la que se dio en llamar "estética cuántica". El cadáver de Balzac, que Morales publica en 1998, es el manifiesto de esta estética. En 1999, se fundaría el Grupo de Estética Cuántica. Iniciado el siglo XXI, Morales publicó algunas de sus más emblemáticas novelas, como La individuación, Puerta del Sol o Nómadas del tiempo. A la par, creció en numerosas partes la polémica en torno a la estética cuántica.[2] En la mentada Puerta del Sol (2002), Morales trata del amor y de la violencia de género, pero a través de un argumento en que el protagonista niño se enfrenta al asesino que será de mayor, y éste, al niño que fue, en una turbadora simultaneidad de tiempo y espacio. En Nómadas del tiempo (2005), Gregorio Morales vuelve a tratar los mismos problemas, aunque, en esta ocasión, se pregunta si el amor está necesariamente unido a la edad y al tiempo; para ello, hace viajar a dos parejas a dimensiones paralelas, en las que cambian su edad y circunstancias.
La estética cuántica no tiene relación con la denominada ciencia-ficción, ya que ésta pone el énfasis en la técnica o en las realidades diferentes, mientras el objetivo de autores como Gregorio Morales es el conocimiento del ser humano. Esto no significa que no muestre mundos virtuales, como el caso de Ptawardya, en la citada novela Nómadas del tiempo.
Gregorio Morales se ha servido también del ensayo para abogar por la estética cuántica, siendo su obra fundamental en este sentido la ya citada El cadáver de Balzac (1998), donde, aun respetando al gran novelista francés, censura su depauperada imitación y propugna un nuevo paradigma que abra el misterio al lector y lo haga convivir con él. Este libro estuvo en la base de la fundación de la estética cuántica, que se extendió internacionalmente, hasta aparecer en Estados Unidos The World of Quantum Culture (2002), cuyo primer capítulo, “Overcoming the Limit Síndrome”, pertenece a Gregorio Morales. El libro ha sido traducido en España como El mundo de la cultura cuántica (2003).
En Principio de incertidumbre (2003) y La isla del loco (2005), el autor profundiza y extiende las ideas contenidas en El cadáver de Balzac.
Gregorio Morales no es sólo novelista, sino que ha cultivado también el relato breve, con libros como El devorador de sombras (2000).
En definitiva, Gregorio Morales cultiva y une todos aquellos géneros que transgreden los límites de la vida cotidiana. Por ello, junto a la ciencia y al terror, el erotismo constituye otra de sus constantes. Morales es autor de El juego del viento y la luna (1998), la única antología erótica universal existente en castellano, el libro de relatos Erótica Sagrada (1989) y el ensayo Por amor al deseo. Historia del erotismo (2006).
Gregorio Morales es miembro de número de la Academia de Buenas Letras de Granada y columnista en el diario IDEAL de Granada. Milita en Izquierda Republicana.

Comentarios