LA CRÓNICA

FERIA DEL LIBRO DE MADRID


Poco a poco me voy acostumbrando a las ferias, y a quererlas. Lejos queda aquella feria del libro de Madrid - sería por la hora, me digo, para consolarme a destiempo, que aquel año fue la de la siesta - en la que no firmé ni un solo ejemplar de LA PÉRDIDA DEL PARAÍSO - claro que de esa experiencia traumática, que hubiera podido acabar en suicidio, con el autor arrojándose al vacío desde la terraza de su NH, nació UNA EXTRAÑA HERENCIA que resultó premiada años más tarde en Ponferrada- y tengo que decir que las horas que paso en Estudio en Escarlata, mi librería madrileña, al lado de unos libreros que ya son como de la familia - siempre me preguntan cuándo se personará mi tía para arrasar con el resto de libros de la caseta - se me pasan volando, y este año más todavía, teniendo al lado al siempre estimulante Carlos Salem al que recientemente entregué el testigo del Premio Seseña de Novela Romántica.
Amigables, sin hacernos la competencia, cada autor compartió la parte central de la caseta 41 entre las 12 y 14 horas y ordenó sus numerosos libros para que se vieran, y con tanto entusiasmo coloqué mis existencias literarias que Carlos me preguntó si era librero. No, pero no lo descarto, como lo de ser editor.
El día era resplandeciente. El sol lucía, pero no incordiaba. Se dejó ver por allí Fernando Marías, mi editora Silvia Pérez, Guillermo Pescador, de Iberarte, Celia Santos de Más que palabras que, por suerte llevaba mochila en la que introduje dos o tres kilos de LA PÉRDIDA DEL PARAÍSO.

Bastante gente se acercó por la caseta de Estudio en Escarlata y un buen porcentaje salió con los libros de Carlos Salem o los míos en las manos. Firmamos unas docenas de dedicatorias ambos, con nuestra letra ilegible y con bolígrafos prestados. A Carlos le pedían, con morbo, su Y SIGO SIENDO EL REY, y YO TAMBIÉN PUEDO ESCRIBIR UNA JODIDA HISTORIA DE AMOR - parece una premonición de la novela con la que ganó el Premio Seseña de Novela Romántica -. A mí me pedían EL CORAZÓN DE YACARÉ, unos cuantos EL MAL ABSOLUTO, que sigue saliendo a pesar de llevar ya un año en la calle, y algún que otro LIFTING, LLUVIA DE NIQUEL y ÚLTIMO CASO DEL INSPECTOR RODRIGUEZ PACHÓN.

Entre venta y venta hablaba con Juan Escarlata y de cómo se presenta la Semana Negra que sentará sus reales, una vez más, en una playa de Gijón y, como si nos hubiera oído, por allí cayó el mexicano Fritz Glockner que platicó largo y tendido con Carlos Salem que tiene previsto presentar la última novela de Paco Ignacio Taibo. Al mediodía me retiré de la caseta, con buena parte del pescado vendido y ganas de regresar el año que viene. Y como el mundo es un pañuelo, y más la Feria del Libro, aún tuve tiempo de dar unas cuantas palmadas y abrazos a Alexis Diaz Pimienta, el escritor y repentista cubano que estaba en la caseta de Calambur.
Las fotos son de Alicia Núñez

Comentarios

Celia Santos ha dicho que…
Ejem... dos o tres kilos que por poco me hacen tener que pagar 20 euros para facturar la maleta!

Fue un placer estar con vosotros.

Besos

Celia
José Luis Muñoz ha dicho que…
¡Pobrecita Celia! Oye, que no hay manera de que me tome una cerveza contigo tranquilamente, por pitos o flautas. Prometo que la próxima vez habrá cerveza a mi cargo, o cava,como buenos catalanes
Luis Vea García ha dicho que…
Menudo par de Negros y Criminales... Nunca tanta negritud causó tanta felicidad.
Un abrazo, José Luis.
Anónimo ha dicho que…
Bueno, a pesar de hacerlas con tu cámara, las fotos no me salieron tan mal ¿no?.
Alicia
José Luis Muñoz ha dicho que…
Las has hecho mejores, pero no es culpa tuya sino de los modelos, y no lo digo por Carlos Salem. Ejem.
José Luis Muñoz ha dicho que…
Querido Luis:
Es que lo negro lleva en su seno el romanticismo, aunque no te lo creas. Repasa la historia del cine negro americano y verás cuantas historias de amor hay en sus peliculas, inducidas por mujeres fatales, claro
Felisa Moreno ha dicho que…
Enhorabuena por ese premio, ¿cuándo podremos leer el relato?
En cuanto a la feria del libro, se nota en las fotos que lo estabais pasando bien.

Besos
José Luis Muñoz ha dicho que…
Cada año me lo paso mejor en la Feria del Libro de Madrid, más desde que estoy en la caseta de Estudio en Escarlata como fijo.
¿El cuento? Pues esperaré a que ellos lo publiquen y entonces lo daré en el Blog.
Gracias y besos, Felisa
dioni blasco ha dicho que…
se os ve felices y con gans de repetir toda la vida jejej
Anónimo ha dicho que…
Me siento complacida con la detallada manera con la que cuenta su presentación en la feria... dan ganas de haber estado ahí. Disfruté a través de las fotos y la crónica de esta exposición literaria de primer nivel.
Lamentablemente estoy en México, pero guardo la esperanza de que alguna vez visite estas tierras... Prometió una novela negra sobre la frontera con Estados Unidos y seguramente va a ser cautivante.
Si le interesa tengo algunas fotografías que le pueden ilustrar acerca de la dimensión del problema del narcotráfico.
Dicho material es de dominio público porque fueron usadas por medios informativos locales, pero algunos datos extraoficiales pueden ser usados a bien con su genial creatividad, para enriquecer lo que será una de sus próximas novelas y seguramente un éxito cómo lo han sido sus demás obras.
Con respeto y deseando que continúe su éxito.
Anónimo de México.
Armando Rodera ha dicho que…
Doy fe de que la mañana fue hermosísima y yo también pude departir amigablemente con estos dos grandes escritores.

Gracias de nuevo por todo, José Luis. Espero volver a coincidir pronto en algún otro evento.

Un saludo.
José Luis Muñoz ha dicho que…
Por supuesto Armando que sí. En una próxima visita a Madrid espero tener más tiempo para departir contigo.
Por cierto, aprovecho la ocasión para decirte que estás invitado a enviar el texto que consideres oportuno a EL CORREDOR.
Un abrazo
José Luis Muñoz ha dicho que…
Pues muchas gracias, Anónimo mexicano. En cuanto escriba esa novela sobre México se las pediré.