NEWS

Mariano Monge Juárez, con la obra 'Muerte de perro', resultó anoche ganador del XI Certamen de Relatos Cortos de Ayamonte.Monge, natural de Elche, que se presentó bajo el seudónimo de Mediterráneo, según difunde Huelva Información.Han concurrido a esta edición 78 relatos cortos venidos desde todas las comunidades autónomas españolas además de de diferentes países europeos tales como Alemania o Irlanda. Uno de los atractivos para una mayor participación ha sido el incremento del ganador que asciende a los 1.000 euros .Además, el Ayuntamiento de Ayamonte edita las obras ganadoras.
Andrés Pérez Dominguez, ganó el Ateneo de Sevilla con la novela EL VIOLINISTA DEL MATHAUSEN que será publicada, en breve, por Algaida. Vayan, desde aquí, mis felicitaciones al autor sevillano que ya conocía por EL SÍNDROME DE MOWGLI. Una imagen desató en el interior de Andrés Pérez Domínguez una catarata de estampas evocadoras que acabaron finalmente dando forma a El violinista de Mauthausen, la obra que le valió ayer el Premio de Novela Ateneo de Sevilla y que será publicada por Algaida el próximo mes de septiembre. Esa imagen se produjo en una estación de metro, una mañana, muy temprano; una pareja de enamorados bailaba un vals en el andén, "ajenos al resto del mundo, silenciosamente, sin música", recuerda el escritor sevillano, nacido en 1969, ganador ya de varios galardones, entre ellos el Luis Berenguer y el Max Aub, y autor de El síndrome de Mowgli, El centro de la Tierra, y La clave Pinner, el título con el que dio en 2004 un salto de público que con mucha probabilidad reforzará el Ateneo.
Feria del libro de Miami, a la que asistiré si nada se tuerce, en noviembre, como autor invitado al evento más importante del mundo latinoamericano, presentando mis últimas novelas -La caraqueña del Maní, El corazón de Yacaré, El mal absoluto, etc.- en ese incomparable marco estadounidense y debatiendo sobre novela negra con mis colegas Roberto Ampuero y Paco Ignacio Taibo II.

Semana Negra, que arranca y lo hace, este año, sin mí. Parece que no toca esta vez, y sus razones habrá para esta exclusión que me afecta. ¡Caramba!, dejémonos de historias: escribí EL CORAZÓN DE YACARÉ para estar presente en Gijón. Ellos se pierden al mejor cronista del evento, aviso. Y como no soy rencoroso, deseo a Paco Ignacio Taibo II y su troupe toda al suerte del mundo.
Mario Vargas Llosa, con quien crucé alguna frase y al que siempre resulta un placer leerlo. Tuve el privilegio de escucharle con motivo de ser investido como doctor honoris causa de la Universidad de Granada. En su discurso de agradecimiento, el autor de Arequipa estuvo brillante, lúcido e inteligente. Disertó durante veinte minutos sobre la cultura en general. No siempre coincido con Vargas Llosa en lo ideológico, más bien diverjo, pero siempre admiro su valía intelectual y literaria. En Granada dio un magistral recital de todo ello. Y le ofrecí un ejemplar dedicado de LA CARAQUEÑA DEL MANÍ, sabedor de su enemistad manifiesta con Hugo Chávez.

Comentarios