ESTOY LEYENDO

CLIC-FOTO
Si el blog tiene algo de positivo, en su breve andadura, es la de haberme conectado con una serie de autores de los que, seguramente, nunca habría sabido sino es a través de esta enorme autopista de múltiples posibilidades y direcciones que es la red.
El caso de Carmela Trujillo que, mira por donde, es casi vecina mía, es el paradigma de un feliz encuentro. Mi Blog llegó a sus manos de forma aleatoria - luego supe que no lo era tanto, que existía un vínculo entre ella y yo que así lo hizo posible - y ella, en vez de enviarlo directamente a la papelera como se suele hacer con esos molestos correos que llegan con tanta frecuencia, tuvo una corazonada, lo abrió y decidió seguir abriéndome la puerta cada vez que yo llamaba a ella.
De esa extraña relación en la red ha surgido un moderado intercambio de misivas a través de las cuales hemos descubierto que Carmela y yo no somos tan ajenos el uno al otro como en un principio pensábamos - ambos escribimos y compartimos pasión por la lectura - sino que, sin saberlo, hemos colaborado en nada menos que tres libros colectivos en los últimos años.
¿Qué hacen los escritores cuando se conocen? ¿Intercambian tarjetas de visita? No. Intercambian libros. Ella me envió una novela titulada CLIC-FOTO y yo le envié un ejemplar de mi inencontrable FINAL FELIZ.
CLIC-FOTO, premio de Narrativa Ciudad de Algeciras 2005, editado por la Fundación de Cultura José Luis Cano, es una novela corta que se lee como una exhalación y produce en el lector el deleite de una exquisita prosa. Una historia sencilla, en la que se entrecruzan constantemente sus personajes y sus respectivos puntos de vista, con amores de todo tipo, miradas que translucen alma, y sentimientos a flor de piel, acerca al lector a la sensibilidad de esta autora cacereña que domina a la perfeccíón los resortes de la prosa poética y el relato intimista. Un libro con corazón, alma y buena literatura y que me anima a leer las antiguas y próximas publicaciones de Carmela Trujillo.
"No me gusta ver, con este frío, los abrigos desabrochados de los niños. Niños que van solos al colegio sin bufanda ni guantes, con el vaho de su aliento tres dedos más allá o niños que van acompañados pero igualmente desabrochados, sin bufandas ni guantes y con el mismo vaho de las bajas temperaturas tres dedos más allá de sus naricillas mientras los adultos que van a su lado se cubren con gruesos abrigos que les tapan el cuello por el que transita el humo del primer cigarro de la jornada. Clic-foto."
Es un párrafo cogido al azar, pero es que todos son infinitamente buenos. Sigue así.

Carmela Trujillo
Talayuela, 1966. Licenciada en Filosofía y Ciencia de la Educación vive en Sabadell. Ha ganado el premio Espejo Roto de relatos de terror y el Premio de Narrativa Ciudad de Algeciras. Ha publicado relatos en libros colectivos. Su último libro, que está ahora mismo en las librerías, es ESTO NO PUEDE SEGUIR ASÍ, una novela infantil editada por Anaya y muy recomendable para estas fiestas.

Comentarios