EL BILLETE

Publicado en El Periódico
LA JAURÍA HUMANA
José Luis Muñoz

Les define una determinada estética de la uniformidad - el cabello rapado, cazadoras de marca, las botas con punteras metálicas -, caminan de forma provocativa, individualmente no son nada, pero juntos una jauría, y su ideología, si es que la tienen, bebe de la barbarie de la historia, del odio al diferente, sea negro, árabe, gitano, judío, homosexual, proclamando la supremacía de la raza blanca. Hacen de la violencia su hobby y en ella ahogan un sinfín de frustraciones.
Cuando se está juzgando a uno de sus miembros, al presunto autor de la muerte de un seguidor de la Real Sociedad, nos llega la noticia de una brutal paliza que un grupo de estos descerebrados propinó a una muchacha en plena Plaza Catalunya. El bate de béisbol esgrimido por esos zafios adoradores de la simbología nazi le partió la espalda y la dejó tetrapléjica.
Estos drugos, intuidos hace más de veinte años por Anthony Burgess y visualizados por Stanley Kubrick en La naranja mecánica, son nuestro lado oscuro, una excrecencia peligrosa que se extiende como una plaga por una Europa en la que dos de cada tres franceses se manifiestan abiertamente xenófobos, tienen lugar sucesos como los de El Ejido y la ultraderecha llega al gobierno de Austria.

Comentarios