DIARIO DE UN ESCRITOR

23 de marzo de 2011
Se fue la mujer de los ojos color violeta. Se nos había ido muchos años antes a los que la amábamos en sus interpretaciones. Llevados por el romanticismo podemos creer que ahora se habrá reunido, por fin, con Richard Burton, su pareja cinematográfica y sentimental. De hecho, las mejores películas las hizo la Taylor junto a Burton: "Cleopatra" de Joseph L. Mankiewicz, en la que veíamos que la historia de amor entre Marco Antonio y Cleopatra iba más allá de la pantalla, o en "¿Quién teme a Virginia Woolf?", un psicodrama de Mike Nichols en donde la pareja no parecía actuar sino vivir su cotidianidad ante la cámara. La niña prodigio, la mujercita, la gata sobre el tejado de zinc, la que fustigaba a Marlon Brando en el reflejo de un ojo dorado es la ausencia de hoy.

Comentarios

Miguel Ángel Gavilán ha dicho que…
También me pegó mal su muerte. Fue un rostro exquisito y una actriz perversamente talentosa. Además de una mujer muy generosa.