LITERATURA

Publicado originariamente en BAJO EL VOLCÁN, mi columna en la revista hispanoamericana de literatura OTRO LUNES

UNO DE LOS NUESTROS
José Luis Muñoz
El pasado 13 de febrero, dentro de la programación de BCNegra 2011, evento literario y cultural que gira en torno a la novela negra y tiene como epicentro Barcelona y como comisario al librero que más sabe del tema, Paco Camarasa, Andreu Martín recibió, en el hermoso salón gótico del Consell de Cent de la Ciudad Condal, el premio internacional Pepe Carvalho, y lo hizo arropado, entre otros, por muchos autores negrocriminales que le leemos y admiramos y quisimos compartir con él ese emotivo momento. En cierta medida nos sentimos todos premiados cuando el conseller de cultura del ayuntamiento de la ciudad le entregó el Pepe Carvalho (en realidad es un pesado halcón maltés, lo digo yo que lo he visto y sopesado): es la segunda vez que premian a uno de los nuestros después de que en la primera convocatoria fuera galardonado el entrañable Francisco González Ledesma. El premio Pepe Carvalho, que homenajea al detective inmortal creado por Manolo Vázquez Montalbán, reconoce toda una vida dedicada a la novela negra y Andreu Martín, uno de los pioneros fundacionales del género en España, se merecía con creces esta distinción internacional que han recibido Henning Mankell, Michael Connolly, Ian Rankin y P.D. James. El coinventor, junto a Jaume Ribera, del personaje juvenil Flannagan, un estajanovista de la literatura, pero también del cine, la televisión y el cómic, ha incursionado en otros géneros con fortuna como el infantil juvenil, por el que recibió el Premio Nacional, la novela histórica y hasta la erótica (con Espera, ponte así, título muy gráfico, obtuvo el Premio La Sonrisa Vertical) No voy a hablar del personaje humano que es Andreu Martín, que es un tipo ocurrente, divertido, inteligente e hiperactivo, de un optimismo desbordante y de una generosidad sin límites (presentó en Barcelona mis dos primeras novelas y tuve el honor de escribir con él y diez autores más la novela colectiva , homenaje al librero comisario) sino del escritor. Andreu Martín, junto a Vázquez Montalbán y Juan Madrid (curiosamente los tres tienen M en sus apellidos), dio el impulso definitivo al género negro en España en los albores de la transición sobre el cadáver reciente del dictador Franco. De este psicólogo, que aplica las enseñanzas recibidas para la confección de los psicópatas creíbles que pueblan sus novelas, han salido piezas maestras de la literatura negra como Bellísimas personas, Corpus delicti, Hay amores que matan, ¿y qué? , A navajazos o Prótesis, novelas criminales y urbanas que indagan sobre el comportamiento delictivo de las personas, las raíces del mal y ese lado oscuro que tenemos todos dentro.
El premio no le paraliza sino que le propulsa. Tiene cuerda para rato.

Comentarios