SOCIEDAD / LA CANDIDATA FRESCA

La candidata fresca
Si fuera andaluz tendría claro mi voto en estas elecciones que deprisa y corriendo, y para su promoción personal dentro del PSOE, ha convocado Susana Díaz. Con el tono populista de la actual presidenta de la Junta de Andalucía sencillamente no puedo, me sobrepasa. Sus discursos mitineros, su gestualidad impostada y excesiva, el tono de su voz, además de tofda la corrupción sistémica que arrastra el PSOE en Andalucía, me harían descartarla para regir los destinos de la Autonomía.
El popular Juan Manuel Moreno es sencillamente anodino, ha luchado por darse a conocer de la mano de Mariano Rajoy, va de simpático, siempre con la sonrisa en la boca, pero tiene la ventaja de que su predecesor Javier Arenas fue siempre el eterno perdedor y él simplemente va a recoger esa antorcha de fracaso anunciado.  
Las capacidades comunicativas de Antonio Maíllo, el candidato por Izquierda Unida, son más bien escasas por lo que le he oído y si por algo destaca es por declararse gay sin ningún complejo. Tampoco concita especial entusiasmo el perfil bajo de Juan Marín, que se presenta por Ciudadanos, o Ciudatans como los rebautizó Carlos Floriano en un alarde lingüístico. Martín de la Herrán, por UPyD, es otro completo desconocido que tampoco se ha dado mucho a conocer.
Así es que mi hipotético voto iría por la gaditana Teresa Rodríguez que, con 33 años, es eurodiputada del Parlamento Europeo por Podemos. Esta profesora de lengua y literatura castellana, antigua militante de Izquierda Unida y de Izquierda Anticapitalista, de ideología trotskista, es la que mejor comunica su discurso, lo hace con naturalidad y sin estridencias y es sumamente empática. 

Lamentablemente la jugada de Susana Díaz coge a todos con el paso cambiado, que es lo que quería para no tener competidores, pero aun así va a tener que buscar la alianza de alguna formación para poder gobernar. Quien está dispuesto a abrazarla, como ya lo estaba antes de convocar elecciones, es el PP al que le gustaría repetir ese mismo tándem PPSOE en las generales, pero las demás formaciones políticas le hacen ascos. Además dejarse abrazar en las autonómicas andaluzas por el adversario tendría un coste enorme en las generales para el partido fundado por Pablo Iglesias. La incógnita se despeja este domingo.
Publicado el 20/03/2015 en El Cotidiano

Comentarios