REVISTA DE PRENSA

Entrevista publicada por el diario levantino VALENCIA HUI el viernes,14 de marzo de 2008 Cultura
“El nazismo no sólo era
Hitler, sino una empresa
bien engranada ”
José Luis Muñoz reflexiona sobre el Holocausto en la novela ‘El mal absoluto ’


Su libro ‘El mal absoluto ’trata el nazismo. ¿Lo que más atemoriza al ser humano es saber hasta dónde puede alcanzar su maldad?
Sí. Hay que tener en cuenta que el ser humano es un ser dual. Dentro de cada persona hay una parte que es el bien y otra que es el mal.

En esta novela a través del nazismo y del holocausto, reflexiona sobre la parte malvada y que tenemos dentro de nosotros.

En un momento de la historia, en la Alemania nazi aflora y lo hace porque hay un régimen político que abre la veda a la cacería de los seres más marginales y buena parte de la sociedad alemana, o se apunta a la cacería o mira hacia otro lado.
Con este libro ha querido acercarse al mal en estado puro y comprenderlo. ¿Lo ha conseguido?
He hecho un gran esfuerzo. Hay una parte de la novela en la que quiero ser lo menos maniqueísta posible, ésta se pone en la piel del nazi y dice que para comprender nuestra situación hay que situarse en esa época, en ese contexto,en esas cirscunstancias. Además, Alemania era un país humillado por las potencias que habían ganado la Primera Guerra Mundial. También hago el esfuerzo por ponerme de parte de la víctima, pero lo que pretendo es que sea el lector el que tome posiciones y el que juzgue, aunque estoy en contra del nazismo.
Ha dicho que el nazismo no debería achacársele sólo a Hitler, sino que era una empresa bien engranada...
Sí,esa es una de las grandes falacias. Se dice que la culpa era de Hitler y de una secta satánica que había a su alrededor. Pero el nazismo no sólo era Hitler, sino una empresa bien engranada. Es una falacia que se puede desmontar rápidamente porque no se puede entender que desaparezcan de un país tres o cuatro millones de judíos, que sean exterminados 20 millones sin que nadie se entere. Están las empresas que suministraron mano de obra gratuita que eran los esclavos que trabajaban en los campos de concentración. Los arquitectos construyeron los campos de exterminio, los médicos experimentaron con cobayas humanas, por lo que no se puede decir que fuera cosa de unos jerarcas nazis. Lo que hubo fue terror a un régimen que practicaba el terrorismo, pero también había complicidad y cobardía y mirar hacia otro lado cuando se producía esa gran masacre.
Países como Estados Unidos,¿miraron hacia otro lado sabiendo que había campos de concentración?
Una de las cosas que más me sorprendió, al cotejar información, fue saber que Estados Unidos, en un momento determinado, supo que había campos de exterminio y no fue una prioridad militar liberarlos. La gente que estaba en los campos de exterminio, cuando veía pasar los aviones aliados, estaba deseando que tiraran bombas que acabaran con ese horror, aunque muchos de ellos murieran, daba igual. Era mejor morir por un bombazo aliado que estar allí esperando la máquina mortífera del nazismo. Los aliados no pusieron prioridad en liberar los campos de exterminio.
¿Cree que la humanidad ya ha aprendido lo que significa el mal absoluto?
Creo que no. Creo que es conveniente recordarlo siempre. Ya hemos visto lo que ha pasado aquí, a las puertas de Europa, en la ex Yugoslavia, lo que ha pasado en Ruanda, lo que pasó durante las dictaduras argentina y chilena. Lo que está pasando con el terrorismo yihadista o con la guerra de Irak. El mal es inherente a la condición humana, lo que ocurre es que el mal con un grado de perversidad como la del nazismo, creo que es muy difícil que se vuelva a repetir, pero conviene recordarlo.
¿Se involucran poco los países con la situación actual?
Europa protesta mucho pero es inoperante desde el punto de vista político y militar. Así, Europa deja que el trabajo sucio lo haga Estados Unidos y luego les critica.
ELISA VIVES


EL MAL ABSOLUTO (Algaida, 2008), Premio Ciudad de Badajoz. 309 pgs. P.V.P. 20 €
Si desea comprar el libro clique aquí
El mal absoluto


Comentarios