EL APUNTE

RAJOY SE DESMARCA DE AZNAR

Andan los ánimos muy revueltos ante la próxima contienda electoral y ya se ha entrado en la escalada de promesas, los políticos abren sus billeteros y ofrecen el oro y el moro a los posibles votantes sabiendo lo mucho que se la juegan, y la iglesia, por si los ánimos no estuvieran revueltos, entra a saco en la contienda, después de una legislatura de manifestaciones, apoyando descaradamente una de las opciones políticas.

No sé si se habrán apercibido, con toda esta marejada de fondo y duelos a florete entre Gallardon y Aguirre, de que Rajoy, que se juega mucho en estas elecciones y tiene muchos leñadores cortándole el árbol, hizo el otro día unas declaraciones dignas de elogio aunque algo tardías.

En el diario El Mundo, entrevistado por Pedrojota, que acababa de hablar con ZP la semana anterior, dijo con la boca grande lo que alguna vez dijo con la boca pequeña, en petit comité, a sus allegados, que la guerra de Irak fue una equivocación y que el apoyo del PP a esa enloquecida masacre y la famosa foto de las Azores les hicieron perder las elecciones. Una declaración que me parece valiente y más en boca de políticos que nunca dicen "Me he equivocado", "Ustedes perdonen". Pues sí, Rajoy, aunque ha tardado, le ha dado con el zapato a Josemari que sigue reinando en el PP y será el causante de su debacle.

Uno siempre tuvo la sensación de que Mariano Rajoy, durante estos cuatro años, ha estado atado y bien atado, vigilado de cerca por los agentes Acebes y Zaplana, y ha tenido que interpretar un papel que no le iba ni poco ni mucho. Veremos quien le sucede si fracasa. Algunos ya apuestan por el regreso del caudillo.

Comentarios

Juan Manuel Grijalvo ha dicho que…
¿Leíste aquel artículo de Joan B. Culla titulado "Empleado de La Caixa"? De pronto ha recuperado actualidad...