EL BILLETE

El 5 de mayo de 1997 publicaba este billete en El Periódico sobre el AVE Barcelona/Madrid. ¡¡¡¡¡11 años han pasado!!!! desde que se proyectó. Pero llegó, por fin, lo puedo ver y lo voy a utilizar. No sé si veré, a este paso, el que me tenga que llevar a París.

EL PLACER DE VIAJAR EN TREN
En recorridos cortos, los viajeros optan por el tren antes que por el avión, como se deduce de un reciente estudio que muestra la progresiva utilización del AVE entre Madrid y Sevilla (en tomo a un 81%) frente al avión (el 19% restante). Que el AVE Madrid-Barcelona consiga arrancar viajeros al puente aéreo, que más que un medio de transporte es una tradición con la que comulgan siempre las mismas personas a las mismas horas todos los días de la semana, es otro cantar.
Viajar en tren continúa siendo un medio relativamente seguro -aunque este año dos luctuosos sucesos lo haya puesto en duda-; rápido -no se pierde tiempo esperando maletas que son las últimas en salir, ni es fácil que se extravíen-; los retrasos no se cuantifican en horas -como sucede algunas veces con los aviones-, y, sobre todo, es placentero.
Un viaje en tren te permite advertir la gradación de los tonos del paisaje, seguir la ruta a través de los letreros de las estaciones, entablar relación con tus compañeros de vagón, estirar las piernas por la cafetería, conciliar el sueño acunado por el traqueteo de las vías o leer un libro. Y es que con el tren viajas, mientras que con el avión te trasladas.


Comentarios